viernes, 22 de mayo de 2009



Igbodú
El primero es de Iragbiji, Nigeria. El segundo es de el Egbé Orunmìla de Omio Babá en Argentina.

En ambos espacios y a miles de Kms de distancia, los elementos básicos para una consagración Ifá son exactamente los mismos.La Naturaleza.

Hay quienes creen que ir a Nigeria para una consagración tiene el valor agregado de la Tierra (por ser africana).el aire que se respira (por ser aire africano), el agua (por ser africana) y el fuego (por ser africano)

¿Será que Olodumàre ha hecho diferencias al utilizar los 4 elementos de la Naturaleza?

Nada más inexacto para estas visiones snobs que comprobamos a menudo en personas que se lanzan a temerarios viajes a países africanos en búsqueda de lo que creen es puro, verdadero y más eficaz.

Resulta patético ver como muchos se entregan a una ceremonia detrás de otra sin siquiera comprender el idioma ni los pasos que se seguirán para la consagración.

Los nativos hacen todo naturalmente, concentrados en lo que es su modo o uso habitual de hacer consagraciones. Consagraciones que duran muchas horas, interminables horas en las cuales el Iyawó apenas puede mirar a algun traductor que en su amañado inglés traduce en un murmullo algunas frases cortas. Cientos de rezos y cánticos se suceden partiendo de diferentes bocas que los entonan y el resto repite en eco.No se puede interrumpir, no se puede cortar la el misterio de las invocaciones.

El Iyawó es un ser pasivo sujeto a recibir el Asé, a ser levantado o sentado según se le indique con gestos o literalmente alzado por los brazos si no entiende las señales.

Come lo que le ofrecen, bebe y balbucea alguna que otra palabra de su deficiente vocabulario Yorubá.

En forma mecánica es llevado a Êsu, ofrece, vuelve al Igbodú,pasa al baño de Omiero en el rio ,desnudo totalmente, vuelve al Igbodu y ....así transcurre su "soñada" consagración.

En el mejor de los casos, como el de Linaje Odugbémi, su Arabá Agbaiyé le irá guiando y explicando las instancias iniciáticas, después....nunca antes, pero por lo menos las tendrá.

En el peor de los casos el Iyawó quedará en el limbo de sonidos y rituales que no recordará más que parcialmente y que no podrá nunca reproducir cuando llegue a su pais occidental.

Ahí es dónde comenzará su drama existencial:Ha sido consagrado, es portador de un Asé, pero todo lo vivió aislado en sus propios pensamientos, en sus dudas e incomprensión total de esa algarabía ritualística que es bien diferente de occidente, que no sabe cómo hará para aprender ,cómo reproducir y transmitir.

Le esperan seguramente muchos años de voluntad y sacrificio por indagar ,aprender y recopilar material de estudio.

Los Iyawos de fe, lo consiguen.

Los sinverguezas, lo inventan.


3 comentarios:

Milton Acosta, Òséfúnmi ti Bàáyin dijo...

Hay frases que son magníficas cuando en la simplicidad de su enunciado describen realidades que tanto nos dañan como colectivo: "Los sinverguezas, lo inventan". Por una tradición limpia, legítima, accesible y equilibrada que cierre los caminos al invento burdo, brindo contigo.
Me siento cada día más privilegiado por conocerte.

Iyá Peggie "'Fawunmi" dijo...

Alààfia
Gracias Oremi Osefunmi
'Fawunmi

Awo Yemoja dijo...

hay un sitio web y su direccion es
http://orisasvenezuela.blogspot.com
dicen ser el Banco de Información del culto de los Orisas Mas grande de Venezuela y el mundo.

me parecen que van muy bien se los recomiendo